TECNICAS

Esta nota ha sido vista: 11771 veces
mtb bicicletasRanking Técnica: 4º

Foto Frenar y doblar (técnicas básicas)

Frenar y doblar (técnicas básicas)
28/09/09

Te mostramos varias técnicas para frenar y doblar con seguridad.


Desde el momento en que contamos con 2 frenos en nuestra bicicleta es que debemos saber cómo y cuándo usar cada uno de ellos por separado y en diferentes proporciones.

LO CONVENCIONAL

Generalmente se toma por hecho que frenando con ambos frenos al mismo tiempo lograremos detener la bicicleta de la mejor forma... esto es bueno y aceptable para iniciados, pero si querés ser un verdadero rider vas a tener que aprender a diferenciar el uso de uno y otro freno según las condiciones en que te encuentres.

LO BASICO Y ESCENCIAL

A menos que la intención de frenado sea hacer derrapar alguna de las ruedas (generalmente la trasera), el freno debe ser dosificado para evitar el bloqueo total al frenar ya que cuando la rueda es bloqueada por completo se perderá control de dirección y tracción sobre el piso.

FRENO DELANTERO

El freno delantero es el encargado de detener la bicicleta en un 70% aproximadamente. Es muy importante evitar que este accionar bloquée la rueda por completo ya que su bloqueo hará que en el 90% de los casos caigamos al suelo al perder la bicicleta.

Caída hacia un costado:
Esto sucederá con mayor seguridad si estamos doblando una curva ya que la rueda delantera perderá tracción y saldrá hacia afuera. El resultado será que nuestro cuerpo tratará de seguir en la línea que venía y caeremos frontalmente hacia un costado.

Caída hacia adelante:
Si no estamos acostumbrados a usar el freno delantero como corresponde puede suceder que, ante una entrada en pánico (quiero frenar ya !!!) clavemos la rueda delantera y pasemos por encima del manillar (manubrio). Especialmente puede suceder cuando se está bajando una cuesta pronunciada en la que la inclinación de la bici ayudará a que esto suceda y hasta el tipo de piso puede influir en ello ya que si la rueda se entierra volaremos con seguridad...

En definitiva, el uso del freno delantero debe ser practicado para conocer su capacidad de frenado y para aprender a no bloquear completamente la rueda.

FRENO TRASERO

Existen ciertas situaciones en las cuales es preferible frenar con el freno trasero, incluso sin tocar el delantero...

1- Superficies resbaladizas
Cuando la superficie por la que rodamos es muy resbaladiza es preferible frenar con el freno trasero para detenernos y evitar pérdida de control, lógicamente deberemos hacerlo sin bloquear la rueda trasera o ésta tenderá a "pasarnos" y caeremos hacia el costado.

2- Superficies muy desparejas
Muchas veces nos encontraremos con pisos muy bacheados en los que la tracción está limitada a intervalos en los que las ruedas hacen contacto con el suelo. Si usamos el freno delantero para detenernos sucederá que cuando la rueda está en el aire se bloqueará y no es una buena idea encontrar nuevamente el piso con la rueda delantera bloqueada. Es en estas situciones cuando dosificaremos el freno trasero para mantenernos en una velocidad que, según nuestra pericia, nos permitirá seguir sobre la bici.

3- Reventón de rueda delantera
Si sucede que la rueda delantera revienta subitamente NUNCA debemos tratar de detenernos usando el freno delantero, trataremos de frenar la bicicleta usando el trasero para no perder control y caer.

4- Corte de cable delantero (obvio, no necesita explicación...)

5- Bajadas prolongadas
En descensos prolongados trataremos de alternar el uso del freno delantero y trasero según la situación. Esto permitirá que ninguna de ambas manos se canse y que los frenos no se "sobre usen" innecesariamente.

CUANDO USAR AMBOS

Si bien ya comentamos que el freno delantero se encarga de detener en gran porcentaje a nuestra bicicleta no hay que olvidar que el trasero ayuda en esta tarea...

1- Si el freno delantero no es lo suficientemente poderoso para detenernos deberemos usar el trasero al mismo tiempo para ayudarlo.

2- En frenos V-Brake usualmente se pierde frenada bajo condiciones especiales como lluvia o suelos con charcos ya que al mojarse las llantas se mojarán las pastillas de freno y en estos casos frenar con ambos es aconsejable.

CONSIDERACIONES FINALES

Si bien la idea es usar cada freno para cada situación en la que nos encontremos, no habrá nada mejor que la práctica para aprender esto. Incluso aprenderemos a usar ambos en la medida en que necesitemos y nos haremos cada vez mas "sensibles" a la respuesta de cada uno.

Como siempre, práctica, práctica, práctica...


Posteá en LA COMUNIDAD >>>

Mountain bike en Sierra de los Padres Mar del Plata